Células Madre Diabetes

En la actualidad, los investigadores consideran que hay un nuevo camino y por eso han dirigido su atención a las células madre adultas en el tratamiento de la diabetes, ya que éstas parecen ser las precursoras de las células de los islotes y de las células madre embrionarias que producen la insulina.

La diabetes, una enfermedad que afecta a niños, jóvenes y adultos en edad senil. Durante años, los investigadores han trabajado minuciosamente en la investigación de esta complicada enfermedad, causada por la destrucción de las células de los islotes que producen insulina en el páncreas. A pesar del progreso en el estudio de mecanismos que

Cortesia: mydiabetescure.com

controlen esta enfermedad, todavía hay escasez de curas o remedios que sean eficaces para tal fin. Durante años las investigaciones han avanzado aportando una ayuda a los pacientes que padecen esta enfermedad, utilizando estrategias como el trasplante de páncreas y el reemplazo de células de islote.

Durante décadas, los investigadores de la diabetes han estado buscando formas de reemplazar las células productoras de insulina del páncreas, las cuales son destruidas por el propio sistema inmune del paciente. Cada año, la diabetes afecta a más personas y causa más muertes que el cáncer de mama y el SIDA combinados. La diabetes es la séptima causa de muerte en los Estados Unidos.  Cerca de doscientas mil personas mueren cada año a causa de la diabetes.  La  Asociación Americana de Diabetes estima que alrededor de 16 millones de personas, o 5,9 por ciento de la población de Estados Unidos, actualmente tiene diabetes.

¿Qué es la Diabetes?

La diabetes es una enfermedad caracterizada por un nivel alto de glucosa en la sangre. Este exceso de glucosa es el responsable de la mayoría de las complicaciones de la diabetes, tales como la ceguera, insuficiencia renal, cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, neuropatía y amputación.

La diabetes tipo 1, también conocida como diabetes juvenil, por lo general afecta a niños y adultos jóvenes. La diabetes se desarrolla cuando el sistema inmunológico del cuerpo ve sus propias células como extrañas, las ataca y las destruye. Como resultado, las células de los islotes del páncreas, que normalmente producen insulina, son destruidas. Este proceso de destrucción hace que la glucosa se acumule en la sangre y aumente sus valores más de lo normal.

La diabetes tipo 2, también llamada diabetes del adulto, tiende a afectar más que todo a personas sedentarias y personas con sobrepeso, más aun si poseen un historial familiar de diabetes. La diabetes tipo 2 ocurre cuando el cuerpo no puede utilizar la insulina eficazmente. Esto se denomina resistencia a la insulina y el resultado es el mismo que con la diabetes tipo 1, una acumulación de glucosa en la sangre.

Células Madre Diabetes: Avances

Durante el desarrollo fetal, las nuevas células endocrinas parecen surgir de células progenitoras en los conductos pancreáticos. Muchos investigadores sostienen que una especie de células madre de los islotes se puede observar mezclada con células de los conductos durante el desarrollo fetal y que estas células madre dan lugar a nuevas células endocrinas.  Las células ductales se pueden distinguir de las células endocrinas por su estructura y por los genes que transportan.

Después del nacimiento y la edad adulta, el origen de nuevas células de los islotes no está muy claro,  y hay cierta polémica sobre si las células madres  adultas se encuentran  en el páncreas. Algunos investigadores creen que las células madres de los islotes, se pueden encontrar en los conductos  pancreáticos. Otros sostienen que las nuevas células de los islotes se derivan de las células madre en la sangre. Los investigadores están utilizando varios métodos para aislar y cultivar células madre o células precursoras de los islotes de tejido pancreático fetal y adulta.

Lo cierto es que actualmente se está llegando a la conclusión de que las células productoras de insulina pueden ser cultivadas a partir de células madre, las cuales podrían ser utilizadas en el tratamiento de la diabetes. La esperanza es que las células madre puedan desarrollarse en cultivo y que puedan a su vez, multiplicarse. Las células deben realizar un proceso de auto renovación.

Otro aspecto a considerar es que las células madre deben ser capaces de ser diferenciadas en vivo, para que de esta forma se produzca la cantidad necesaria de estas células. Para lograr una cura contra la diabetes, no está claro si será deseable producir sólo las células tipo beta de los islotes que producen insulina o si otros tipos de células de islotes pancreáticos también serían  necesarias para tal fin.