Dieta Para Controlar la Diabetes Tipo 1

Este artículo se enfocará en la relación que existe entre la dieta para controlar la Diabetes tipo 1, la insulina y los niveles de azúcar en la sangre. Los alimentos ricos en carbohidratos como por ejemplo, el arroz, los cereales, la pasta, el pan, la papa, etc., son aquellos que tienen una influencia directa en el aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Una vez consumidos se convierten en azúcar con ayuda de las enzimas digestivas. Pasadas de una a dos horas después de la comida, la glucosa se absorbe en el intestino y de allí, pasa a la sangre, lo que ocasiona que sus niveles aumenten.

En el caso de una persona no diabética, ocurre el mismo proceso, con la diferencia de que  en su organismo se produce la hormona insulina de una manera normal para que las células del cuerpo puedan aprovechar la glucosa del torrente sanguíneo,  contrarrestrar los efectos del aumento del azúcar  que se produce después de la ingesta de comida y lograr su mejor aprovechamiento convirtiéndola en  energía para las células. Si la persona no es diabética, podrá consumir carbohidratos, y sus niveles de azúcar se ubicarán dentro de los rangos normales.

Dieta Para Controlar La Diabetes Tipo 1

La trampa de los carbohidratos

Si la persona padece de diabetes tipo 1, quiere decir que ya su cuerpo no produce insulina o la que produce es insuficiente para poder bajar los niveles de azúcar luego de que estos suban por el consumo de carbohidratos. La solución es seguir una dieta para controlar la Diabetes tipo 1 y colocarse inyecciones de insulina, pero en una cantidad adecuada, ya que si se coloca poca cantidad su azúcar tenderá a subir o lo que es lo mismo sufrirá una hiperglucemia, pero si la cantidad de insulina inyectada es elevada, el paciente sufrirá una hipoglucemia o  baja de azúcar.

Por ende, es importante considerar, ¿En qué consiste una dieta para controlar la Diabetes tipo 1, qué tipo de alimentos se consume, cuándo  y en qué cantidad?,  con el fin de conocer la dosis exacta de insulina a inyectarse.

El efecto de las comidas en el aumento de la glucosa en la sangre va a depender del tipo de alimentos que la integren y de su índice glicémico. Existen diferentes tipos de alimentos ricos en carbohidratos que se digieren a un ritmo diferente de otros, por lo tanto tendrán un efecto diferente en cuanto al aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Por ejemplo, las palomitas de maíz se convierten más rápidamente en glucosa y entran inmediatamente al torrente sanguíneo que otros alimentos como los llamados bran, barras o galletas, los cuales tardan más en convertirse en glucosa y pasar al torrente sanguíneo. El efecto sobre el consumo de carbohidratos y su relación directa con  el aumento de los niveles de glucosa ha sido cuantificado por el índice glicémico contenido en los alimentos. Si los alimentos consumidos contienen un bajo índice glicémico, éstos  aumentarán poco los niveles de glucosa  en la sangre, y este tipo de alimentos son los que deben estar presente en su dieta para controlar la Diabetes tipo 1

Algo difícil de creer es que la cantidad de azúcar utilizada para consumir cereales cause menos daño que los propios cereales. Los cereales contienen un nivel más alto de índice glicémico que la propia azúcar. Si comparamos una cucharada de azúcar con media taza de papas, las papas aumentarán los niveles de glucosa en las sangre por tratarse de un carbohidrato con alto índice glicémico. La Sacarosa increíblemente contiene un índice glicémico más bajo que las palomitas de maíz, según especialistas en nutrición para enfermos de diabetes tipo 1. Por eso no debe creerse que los enfermos de  diabetes no deben consumir azúcar, lo que deben es controlar la ingesta de carbohidratos que si afectan los niveles de azúcar en la sangre más que su consumo directo.

Según recomiendan los especialistas, toda persona debe seguir una alimentación sana es decir, con poca azúcar, ya que al final, el azúcar no contiene un alto valor nutricional, no satisface el apetito y es rica en calorías. El efecto general de una comida en el nivel de glucosa en la sangre dependerá de los diferentes tipos de alimentos que componen la comida. El azúcar de mesa no es lo mismo que la glucosa. El azúcar de mesa se llama sacarosa,  y contiene dos moléculas de azúcar: una fructosa y una glucosa. El azúcar de mesa tiene que ser degradada por las enzimas digestivas primero  la fructosa y luego la glucosa. La glucosa se absorbe rápidamente, ya que no es necesario que se descomponga mediante la digestión.