Dieta Vegetariana Para Adelgazar

Si piensas en una dieta vegetariana para adelgazar, deberías considerar más bien,  adoptar un nuevo estilo de vida.

Los adultos y los niños que siguen una dieta vegetariana son generalmente más delgados que los no vegetarianos. Esto es debido a que una dieta vegetariana suele incluir menos grasas saturadas y hace mayor énfasis en frutas, verduras, granos enteros y proteínas de origen vegetal.

Una dieta vegetariana para adelgazar no necesariamente quiere decir que sea baja en calorías. Puedes subir de peso con una dieta

Dieta Vegetariana Para Adelgazar - Las Frutas una excelente alternativa

Dieta Vegetariana Para Adelgazar – Las Frutas una excelente alternativa

vegetariana si los tamaños de las porciones son demasiado grandes o si comes muchos alimentos altos en calorías, como las bebidas azucaradas, alimentos fritos, bocadillos y postres. Incluso algunos de los alimentos que se comercializan como vegetarianos pueden ser altos en calorías y grasa, tales como las salchichas de soja para perro calientes,  queso de soja, frijoles refritos, etc.

Las bases para alcanzar y mantener un peso saludable son las mismas para los vegetarianos y no vegetarianos: La idea es mantener una dieta saludable, así como lograr hacer un balance de calorías consumidas con las calorías quemadas.

 Puede suceder y es bueno aclararlo que una persona al dejar de incluir carne, pollo y pescado en su dieta puede conducir a cambios en su balance energético. Cuando se trata de conseguir la misma proteína en el queso y en la mantequilla de maní como lo hacías a partir de una pechuga de pollo, puede conducir a un aumento de peso, mientras que cambiar las hamburguesas por verduras asadas y frijoles de soya es probable que conduzca a la pérdida de peso. Se trata entonces de la mejor elección de los alimentos a consumir. Como todos sabemos, la pérdida de peso trae consigo un déficit de energía, o la quema de más calorías.  Por el contrario, el aumento de peso proviene de consumir más calorías de las que se gastan. Es cierto que la composición de macronutrientes de nuestra dieta, es decir, la cantidad de proteínas, grasas y carbohidratos que comemos y los diferentes grupos de alimentos pueden influir en nuestras tendencias en el peso, ya sea que vaya en aumento o en disminución.

Los alimentos que formarán la base de tu dieta vegetariana de ahora en adelante, ya que has decidido adquirir este nuevo de estilo de vida para adelgazar,  deben ser las verduras frescas y las frutas. Pero puedes incluir también como lo hacen la mayoría de los vegetarianos,  los alimentos integrales, tales como pan, arroz, pastas, barras de granola, cereales, etc. Este es uno de los tips más importantes que puedo recomendarte en función de lograr un peso corporal saludable: lograr que la mayor parte de los alimentos que consumes sean enteros, es decir que los vegetales y frutas sean sin procesar. Trata de que solo la mitad o menos de los alimentos que componen tu plato en cada comida y merienda sean procesados.  Esto, naturalmente, limitará la densidad de calorías, lo que te permite comer hasta estar satisfecha sin tomar más calorías de las que tu cuerpo puede manejar.

Los granos enteros intactos quiero decir los que todavía se ven como granos: quinoa, granos de trigo, cebada, arroz integral, etc., contienen la mayor cantidad de fibra, proteínas y micronutrientes, mientras que la densidad calórica es baja. Si quieres algo hecho de granos procesados ​​como el pan o galletas, elegir los hechos de harina con grano entero sigue siendo una mejor opción que los hechos de harina blanca refinada.  Por consiguiente,  una cuarta parte de tu plato deben ser granos.

¿Pero qué sucede con tu dieta vegetariana cuando sales a comer fuera?

Este es un gran problema para muchos vegetarianos. La mayoría de las comidas vegetarianas ofrecen un plato rico en carbohidratos feculentos, tales como: pasta, arroz, harina precocida y muy pocas porciones de proteínas y vegetales. En este caso te recomiendo colocar en tu plato menos papas por ejemplo, y más verduras, o por el contrario no salir y cocinar en casa, resulta más práctico y económico, logrando así evitar aumentar de peso.

Es importante resaltar que si aún no los consumes, una taza de frijoles cocidos al día no te haría daño por el contrario te beneficiaría en tu dieta vegetariana.

Mientras que muchos vegetarianos se centran en el queso o en ​​hamburguesas vegetarianas por sus fuentes de proteínas, los granos contienen  mucha más fibra y nutrientes que te mantendrán satisfecho por más horas evitando comer alimentos ricos en carbohidratos entre las comidas. Si la digestión de los granos es un problema para ti, puedes comenzar poco a poco, incorporando un poco a la vez y aumentar gradualmente. También puedes probar con diferentes tipos de granos, muchas personas encuentran que las variedades más pequeñas de las legumbres como las lentejas o los guisantes son más fáciles de digerir.

Para aquellos vegetarianos que no consumen huevos ni productos lácteos,  sigan consumiendo los alimentos de otras fuentes ricos en proteínas, como los derivados de la soja, porque a la final si se consume queso como lo hacen otros tipos de vegetarianos, se debe tener cuidado con toda la grasa y calorías que el queso contiene. La leche líquida no es tan rica en proteínas como el queso y también contiene mucha grasa, aparte de que es líquida y sus proteínas no son suficientes para el requerimiento diario, por lo que también recomiendo no depender regularmente de la leche para el consumo de proteína, sino quieres ganar unos kilitos de más.

Algunos alimentos ricos en proteínas suministrarán grasas, así que si desayunas huevos enteros, por ejemplo, no será necesario añadir aceite a tus comidas. Pero si estás consumiendo desde simples verduras al vapor y frijoles hasta yogur y frutas, te recomiendo adquirir el hábito de agregar una cucharadita de aceite de oliva, nueces, aguacate, o semillas de linaza a tus comidas.

Por último, como podrás darte cuenta las sugerencias que he hecho anteriormente hacen un llamado a consumir los alimentos no

Existen muchas opciones para comenzar una dieta vegetariana

Existen muchas opciones para comenzar una dieta vegetariana

elaborados. Ya sea por comodidad,  costumbre o por publicidad,  es mucho más común verter cereales para el desayuno de una caja, abrir una barra de chocolate para tomar un aperitivo o llevar al microondas una comida del congelador. Pero esto te puede llevar a tener sobrepeso y a llevar una vida poco saludable, por lo que te animo a probar a recortar los alimentos procesados ​​que consumes. Comienza en el supermercado por colocar en tu cesta alimentos como las nueces, frijoles, granos enteros y productos lácteos bajos en grasa en vez de artículos envasados. Tómate unos minutos para prepararte una merienda para llevarla contigo al trabajo en vez de optar por una comida congelada o una lata de sopa. La inversión adicional salvará tu salud, y ahorrará una buena cantidad de dinero.

Analiza un poco acerca de qué alimentos constituyen las comidas que consumes en un día. Trata de lograr que por lo menos la mitad de los alimentos que consumes al día sean verduras y frutas frescas.

Elige consumir granos que son ricos en proteínas y fibra, así como productos lácteos bajos en grasa y huevos, acepta el reto de bajar el consumo  de algunos alimentos procesados ​​en tu dieta.

Todos estos cambios forman parte de una dieta vegetariana para adelgazar y permitirán controlar  naturalmente la ingesta de alimentos: tu cuerpo quedará  satisfecho y bien alimentado  aparte de que no sentirás esa ansiedad por comer alimentos procesados que son tan perjudiciales para tu salud.

¿Y tú, que opinas sobre el tema? Si deseas compartir algo al respecto te invito a que lo hagas en la sección de comentarios que encontrarás más abajo.