La Diabetes en Niños o Diabetes Infantil. Síntomas , Causas, Tratamiento y Prevención.

La Diabetes Infantil o Diabetes en Niños es una enfermedad que aqueja a muchas familias en el mundo, por eso a continuación se hablará un poco sobre su definición, síntomas, causas, tratamiento y prevención. La diabetes es una enfermedad que ataca a personas de cualquier edad, raza o condición social. Hoy en día se observa con preocupación cómo está afectando a los bebes y niños en edad escolar. Existen varios tipos de diabetes infantil.

La Diabetes Infantil, Síntomas

Existen síntomas importantes de la diabetes infantil que los padres deben observar en sus niños. Si el bebé constantemente mantiene mojado el pañal, más de lo normal, es un síntoma de diabetes. Si con frecuencia el niño pide tomar agua, se le nota todo el tiempo sediento o hambriento, siempre está ansioso, irritable o malhumorado sin que esto sea por causa de algún dolor u otra enfermedad; más aún si este estado de intranquilidad lo lleva a dormir más de lo usual, estamos ante una diabetes infantil. Lo importante de todo esto es detectar a tiempo estos síntomas y verificar si el niño está realmente padeciendo de diabetes para comenzar a tiempo con el tratamiento adecuado.
Cuando los padres concluyen que su hijo realmente padece de diabetes, es muy importante que se preparen para ayudarlo, primero que todo deben tomarlo con calma ya que su preocupación y estrés puede percibirlo el niño. De esta manera, los padres podrán ayudar a sus niños a crecer de una manera sana y normal.
El cerebro de un niño está en constante desarrollo, y para ello es necesario que exista en su organismo un suministro normal de glucosa en la sangre. Si el niño presenta síntomas como temblor, sudoración, irritabilidad, color azulado en sus labios, palidez, etc., según The American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría), estamos ante una hipoglicemia o presencia de niveles de azúcar bajos en la sangre, y se debe acudir inmediatamente al Pediatra.
Los niveles de azúcar en la sangre deben ser normales ni altos ni bajos, esto con el fin de evitar síntomas de baja de azúcar mencionados anteriormente,  y de alta, que incluso pueden conducir al coma. Un nivel alto de azúcar o hiperglicemia indica que la cantidad de insulina es insuficiente, por lo tanto los padres deben ser muy cuidadosos para manejar la diabetes en sus niños, sobre todo porque algunos de ellos no manifiestan síntomas de tener hiperglicemia. Para ello se hace necesaria la realización del test de glucosa con el glucómetro, aparato que mide los niveles de azúcar en la sangre.

Diabetes Infantil: Test de Glucosa

Test de glucosa

Para un bebé o un niño su sistema inmune aún no está completamente desarrollado, por ello es más susceptible a sufrir riesgos por deshidratación. En este aspecto de nuevo los padres juegan un rol importantísimo, debido a que los bebes y los niños pequeños dependen en gran medida de sus padres o cuidadores, y éstos deben velar porque el niño consuma lo suficiente en líquidos, tenga una alimentación balanceada y reciba los nutrientes necesarios para su desarrollo.
Una cantidad anormal de insulina en el cuerpo puede conducir al aumento de los niveles de acetona en la sangre, luego al coma diabético y desencadenar en la muerte del paciente.
Manejar este tipo de enfermedad en los infantes  no es tarea fácil,  sobre todo considerando que en el caso de la diabetes tipo 1, se pueden presentar otros desórdenes del sistema autoinmune. De acuerdo con la Fundación de Investigación de Diabetes Juvenil, los factores que influyen en la aparición de diabetes también propician el desarrollo de enfermedades relacionadas con el sistema inmune.

La Diabetes Infantil, Causas

En la diabetes en niños tipo 1 por ejemplo, existen causas realmente inevitables y esta aparece cuando se observa un desorden en el sistema inmune del niño. La diabetes en niños tipo 1,  se da cuando el cuerpo ataca a las células que se requieren para producir insulina, hormona necesaria para bajar los niveles de glucosa en la sangre,  por otro lado tenemos otro tipo de diabetes, específicamente la tipo 2, en este caso si se produce insulina pero su cantidad es insuficiente para bajar los niveles de azúcar en la sangre, las causas son atribuidas a  problemas de hábitos alimenticios, estilos de vida y factores genéticos. La diabetes infantil en principio debe ser detectada por los padres quienes son los primeros en observar algún cambio en lo que a la conducta de sus hijos  se refiere, ya que los niños en la mayoría de los casos, no manifiestan verbalmente síntoma alguno.
Un ejemplo claro y notable de estos cambios es la cantidad de veces que el niño acude a orinar. Este podría considerarse el primer síntoma de diabetes en niños.
La diabetes tipo 1,  ataca solo al 10% del total de los casos de diabetes, es decir afecta solo a un niño de un promedio de 500.000, según resultados suministrados por organismos internacionales. Los niños de piel blanca son más susceptibles de padecer este tipo de diabetes. Debe aclararse que su aparición no es una consecuencia de la presencia de antecedentes familiares.

La Diabetes Infantil, Tratamiento

Como se ha comentando anteriormente, los niveles de glucosa en la sangre deben ser normales, una baja en el nivel de azúcar en la sangre es fácil de tratar en un bebé, los padres pueden suministrarle algún jugo por ejemplo de manzana y este hará que la glucosa vuelva a su nivel normal. Si en el organismo del bebé se presenta una hiperglicemia o azúcar alta es porque su cuerpo no produce la cantidad necesaria de insulina lo que puede llevar al bebé o infante a aumentar sus niveles de acetona en la sangre y en la orina, si esto sucede el especialista se verá obligado a suministrarle la dosis de insulina necesaria, para que así la glucosa vuelva a su nivel normal.
The American Academy of Pedriatics (La Academia Americana de Pediatras) establece que el tratamiento para infantes va a depender de ciertos factores como por ejemplo: La etapa de crecimiento y desarrollo en la que se encuentra el niño, la cantidad de comida que ingiere, las actividades que realiza, etc., con esta información el especialista dictaminará cuál será el tipo, la dosis y la frecuencia de insulina a utilizar.
Nuevamente será responsabilidad de los padres el tratamiento de la diabetes en su bebé, ya que ellos deberán  controlar la cantidad y el tipo de alimentos que sus hijos consumen, monitorear por medio del glucómetro  los niveles de glucosa en su sangre, y finalmente colocar la cantidad de insulina necesaria mediante inyecciones o parches.
Cabe destacar que todos los métodos de suministro de insulina tienen sus ventajas y desventajas, por ejemplo, los parches eliminan la necesidad y la molestia de colocar inyecciones. Según la American Diabetes Association (Asociación Americana de Diabetes), lo más recomendable para los niños es la colocación de inyecciones sin embargo, las ventajas de su aplicación deben ser discutidas con el pediatra y en el centro asistencial especializado en el tratamiento de esta enfermedad.
Se le recomienda a los padres tratar con cuidado y mucha paciencia a su bebé con diabetes debido a que por su corta edad, no saben lo que está sucediendo; a la hora de inyectarlos, procuren relajarlos con su chupete o chupón o con  su juguete preferido, y nunca lo atiendan en su cuna, esto con el fin de evitar que el bebé relacione el lugar con su mal momento a la hora de hacerle el test o inyectarlo. No se debe olvidar que estos niños requieren de pruebas de glucosa con más frecuencia que los niños normales, más aún a sabiendas que ellos son incapaces de manifestar si sienten algún malestar o síntoma de diabetes infantil.

La Diabetes Infantil, Prevención

La diabetes tipo 1, por sus características es muy difícil de prevenir. Sin embargo, estudios recientes han tratado de encontrar un  remedio para prevenir ambos tipos de diabetes.
En el caso de la diabetes tipo 2, su principal manera de prevención es evitando la obesidad y los malos hábitos alimenticios. Los padres deben sostener una reunión con el médico nutricionista, quien le especificará cual es la dieta a seguir por el paciente. Esta dieta debe ser balanceada y completa. También se hace necesario para prevenir la diabetes tipo 2, la realización de ejercicios, por ejemplo, cuando el bebé comienza a caminar es de gran beneficio para él,  que sus padres lo paseen hasta por una cuadra de distancia. El otro ejercicio que debe realizar desde muy pequeño, es la natación deporte que es muy recomendado en la prevención de  esta enfermedad.
En conclusión se puede decir que la diabetes tipo 2 se previene creando hábitos de buena alimentación y ejercicios desde temprana edad.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Acerca de Eva Lozano

Es la Fundadora y Escritora del sitio Web guiacolima.com. Puedes encontrar a Eva en Google+, Twitter (@guiacolima), Facebook y LinkedIn. Conoce un poco más sobre ¿Quién es Eva? Aquí…