Saltar al contenido

Ataque De Pánico ¿Qué se Siente y Cómo Tratarlo?

Un ataque de pánico es muy real, muy horrible y emocionalmente debilitante. Muchas personas que experimentan sus primeros síntomas se van a las salas de emergencia o consultorios médicos preparados para oír la peor noticia posible acerca de su salud.

¿Qué es un Ataque de Pánico?

El ataque de pánico sólo puede ser descrito como una pesadilla emocional completa. Algunas personas con ataque de pánico se sienten como si estuvieran en un ciclo de escalada de catástrofe y  fatalidad y que algo malo va a pasar con ellos en ese momento.

Algunas personas sienten como si estuvieran teniendo un ataque cardíaco. Otras sienten que van a perder el control de sí mismos y van a hacer algo vergonzoso delante de otras personas.  Otros respiran tan rápidamente que se  hiperventilan y sienten como si se asfixiaran por falta de oxígeno.

Imagen de Ataque de Pánico
Síntomas de Ataques de Pánico

Al escuchar que no tiene nada que ponga en peligro su vida, la persona se desconcierta y puede aumentar su ansiedad y frustración, haciéndose preguntas como estas… “si estoy bien físicamente ¿Será que me estoy volviendo loco… estoy perdiendo el control…?”

En caso que la persona con ataque de pánico no sea diagnosticada, puede ir de médico en medico durante años sin experimentar ninguna mejoría. Por el contrario, se vuelve frustrante para el paciente, ya que nadie es capaz de identificar el problema y proporcionar el tipo de ayuda que necesita.

Síntomas de un Ataque de Pánico

Algunos de los síntomas más comunes al sufrir un ataque de pánico son:

  • Mareos y aturdimiento.
  • Hormigueo en las extremidades superiores e inferiores.
  • Sofocos o escalofríos, terror, temor a volverse loco.
  • Miedo a perder el control.
  • Miedo a morir.
  • Palpitaciones fuertes.
  • Sensación de no poder respirar.
  • Dolor intenso en el pecho.
  • Palmas sudorosas y enrojecimiento del rostro.
  • Nerviosismo.
  • Temblores y espasmos musculares.

¿Todos los pacientes sienten lo mismo?

Los ataques de pánico suelen variar de persona a persona. Por lo general suelen tener una duración de pocos minutos y son momentos muy difíciles y penosos que experimenta el paciente. Aunque se conocen casos en que los ataques de pánico pueden durar periodos más largos de tiempo o pueden repetirse una y otra vez muy rápidamente.

Por lo general un ataque de pánico deja sentimientos de frustración, impotencia y depresión. El mayor temor para el paciente es que vuelva a aparecer una y otra vez,  haciendo la vida difícil de soportar.

Un ataque de pánico no necesariamente es provocado por circunstancias reconocibles y su origen puede  llegar a ser un misterio para la persona afectada. En ocasiones los ataques se producen de la nada. Aunque pueden originarse por exceso de estrés u otras condiciones negativas.

Los síntomas de un ataque de pánico son muy reales, la ansiedad es tan traumatizante y toda la experiencia es tan nueva y extraña que el ataque de pánico es una de las peores experiencias que una persona puede tener.

En este interesante video cortesía de Bucay Oficial puedes conocer más sobre los ataques de pánico con testimonios incluidos:

Relato de una persona víctima de un ataque de pánico

“Vino sobre mí por sorpresa. Empecé a sentir una oleada tras otra de miedo y mi estómago saltaba. Podía oír mi corazón latiendo tan fuerte que pensé que saldría de mi pecho. Sentía dolores recorriendo mis piernas.

Llegó a ser tanto el miedo que creía no poder recuperar el aliento. No entendía que me estaba sucediendo  ¿Estaba teniendo un ataque al corazón? ¿Estaba muriendo? “

Las personas que sufren de un ataque de pánico, constantemente sufren de temor y  angustia preguntándose cuándo volverán a tener otro.

Algunas personas llegan a temer tener un ataque de pánico, especialmente en público, por esa razón  se van aislando en sus “zonas seguras” que por lo general son sus hogares y rara vez salen de ellos.

Esta condición se conoce como Agorafobia. Por lo general las personas que sufren esta condición no disfrutan tener su vida tan restringida, su existencia se vuelve triste y deprimente. Es el miedo a tener un ataque de pánico en público lo que los hace sentir inseguros y los mantiene siempre en casa o cerca de ella.

Sobre los Tratamientos para Ataques de Pánico

La investigación clínica nos proporciona un modelo sólido de métodos cognitivos, emocionales y conductuales que pueden ayudar a superar los trastornos de ansiedad, como pánico y agorafobia.

Hoy en día podemos decir que muchos pacientes que presentan ataques de pánico y la agorafobia pueden ser tratados con éxito ya que se encuentran bien informados y se dirigen a especialistas y terapias adecuadas.

Terapia Cognitiva-Conductual

Imagen de Sintomas y tratamiento de ataques de panico
Terapia como Tratamiento

La terapia cognitiva-conductual  es un tratamiento relativamente nuevo para tratar los ataques de pánico y agorafobia y se ha demostrado que su aplicación es exitosa.

En lugar de utilizar técnicas anticuadas basadas en el análisis, los terapeutas que emplean este nuevo método,  se centran en el problema y en cómo eliminarlo.

Por lo tanto, legítimamente le han llamado “la forma de” terapia. Es decir, la atención se centra en “cómo” eliminar los pensamientos y sentimientos que llevan al círculo vicioso de los ataques de pánico y de ansiedad.

¿Me pregunto si estoy loco(a)?

Las personas que sufren de un ataque de pánico y agorafobia, no son “locos” y no tienen que estar en  terapia por períodos prolongados de tiempo.  Las sesiones dependen de la gravedad y la duración del problema y la disposición y motivación del paciente a participar activamente en el tratamiento y el cambio.

Cuando una persona con pánico está motivada para practicar y probar nuevas técnicas, esa persona está cambiando la manera en que su cerebro responde. Cuando se cambia la forma en que el cerebro responde, la ansiedad y el pánico empiezan a reducirse y lo seguirán haciendo a medida que se vaya avanzado, las estrategias que utiliza en contra de estos ataques se hará más fuerte, y el pánico dejará de causar problemas.

Al hablar de la superación del trastorno de pánico significa que el paciente no presentara más ataques de pánico, ni los síntomas iniciales que estos conllevan. Los síntomas subyacentes deben haber desaparecido también.

Estadísticas sobre Ataques de Pánico en Estados Unidos

Solo en los Estados Unidos de Norteamérica más de cuatro millones de personas sufren de ataques de pánico, según los institutos Nacionales de Salud Mental.

Eso quiere decir que aproximadamente el 5% de la población adulta sufre de ataques de pánico, muchos investigadores creen que este número es una estimación baja, debido a que muchas personas que sufren al menos un ataque de pánico nunca reciben el diagnóstico adecuado y viven con un constante temor, horror y terror.

Desgraciadamente  muchas personas no buscan ayuda cuando sienten por primera vez un ataque de pánico o agorafobia u otras dificultades relacionadas con la ansiedad. Esto es especialmente trágico porque el pánico y otros trastornos de ansiedad son enfermedades tratables que responden bien a terapias relativamente de corto plazo.

Los Institutos Nacionales de Salud Mental de Estados Unidos, están llevando a cabo una campaña nacional para educar a los médicos generales de atención pública enseñándoles que la ansiedad, los ataques de pánico y otros trastornos relacionados son problemas psicológicos y que tratados adecuadamente pueden tener una  mejoría y cura exitosa.

Sumario
Ataque De Pánico ¿Qué se Siente y Cómo Tratarlo?
Nombre del Artículo
Ataque De Pánico ¿Qué se Siente y Cómo Tratarlo?
Descripción
El ataque de pánico sólo puede ser descrito como una pesadilla emocional completa. Información sobre síntomas, tratamientos y algunas estadísticas de su incidencia en los Estados Unidos
Autor