Saltar al contenido

Síntomas de la Ansiedad. Signos que te Ayudan a Identificarla

A diferencia de la relativamente suave y breve ansiedad originada por un evento específico, tales como una primera cita o hablar en público, la ansiedad severa que dura al menos seis meses, puede requerir una evaluación profesional y su respectivo tratamiento. Los síntomas de la ansiedad son propios en cada tipo de trastorno de ansiedad, pero todos estos síntomas giran en torno a un miedo irracional y excesivo.

Usualmente los trastornos de ansiedad ocurren junto a otras enfermedades mentales o físicas, incluyendo el abuso de alcohol u otras sustancias, el cual puede disfrazar los síntomas de la ansiedad o hacerlos mucho peor.

En algunos casos, ese problema de abuso debe ser tratado antes de que la persona pueda responder bien al tratamiento para la ansiedad.

A pesar que algunos de los síntomas como el miedo y la preocupación, son comunes en todos los trastornos de ansiedad, cada trastorno tiene sus propios síntomas.

Casi todo el mundo se pone ansioso o nervioso en ocasiones. Por ejemplo al atravesar dificultades financieras, de pareja o al hablar en público.

Sin embargo para algunas personas la ansiedad se vuelve tan frecuente y extrema que comienza a tomar el control de sus vidas. Saber si la ansiedad cotidiana ha pasado la línea y se puede considerar un trastorno no es fácil.

La ansiedad se puede presentar en diferentes formas, tales como fobias, ansiedad social y ataques de pánico y las diferencias entre lo que es un estado normal y un trastorno de ansiedad no siempre son claras.

Síntomas de Ansiedad

A continuación te presentamos algunos signos  de la ansiedad que de presentarse continuamente pueden ser señal que exista un trastorno y que sea necesario buscar ayuda calificada:

Imagen de Síntomas de la Ansiedad - Fobias
Ansiedad: Síntomas como las Fobias

Miedos irracionales

La ansiedad de por si no es generalizada, sino que está ligada a cosas o situaciones  especificas tales como multitudes, vuelos o animales, por ejemplo.

Si el miedo pasa a estar fuera de control en cuanto al riesgo que existe realmente o a ser abrumador o perturbador, estos pueden ser síntomas de un  tipo de trastorno de ansiedad llamado Fobia.

Las fobias pueden ser agobiantes y no siempre fáciles de detectar. De hecho, ellas pueden no manifestarse hasta que la persona se enfrente a una situación específica y descubra que es incapaz de superar su miedo.

Una persona que tiene miedo a determinado animal puede vivir por años con eso hasta que, por ejemplo, su hijo se va a acampar y es en ese momento cuando cae en cuenta que tiene ese trastorno de ansiedad.

Preocupación Exagerada

La característica distintiva del trastorno de ansiedad generalizada, el cual es el más común de este tipo de trastorno, es que la persona que lo padece usualmente se preocupa mucho por las cosas cotidianas ya sean grandes o pequeñas.

Pero, ¿qué significa preocuparse mucho? En el caso del trastorno de ansiedad generalizada significa tener pensamientos persistentes de ansiedad una gran parte del tiempo. Además la ansiedad puede llegar a ser tan fuerte que puede interferir en la vida diaria y puede estar acompañada con algunos síntomas como la fatiga.

La diferencia entre lo que es la ansiedad normal o corriente y un trastorno de ansiedad radica en saber si las emociones están produciendo mucho sufrimiento y disfunción.

Problemas de Sueño

Los problemas para permanecer dormido o conciliar el sueño pueden estar asociados a una amplia gama de condiciones de salud, que pueden ser tanto físicas como psicológicas. Es usual que también suceda en noches previas a una entrevista de trabajo o a un evento en el que se debe hablar en público.

Si presentas insomnio sin causa aparente o por determinada preocupación acerca de problemas específicos como de dinero o familiar  esto podría ser un síntoma de trastorno de ansiedad.

De acuerdo a algunas estadísticas el  cincuenta por ciento de las personas que sufren trastornos de ansiedad generalizada experimentan problemas de sueño.

Otro síntoma de que estás padeciendo de trastorno de ansiedad puede ser que despiertes excitado, con la mente muy acelerada y sintiendo que no puedes calmarte.

Indigestión Crónica: Otro de los posibles Síntomas de la Ansiedad

La ansiedad se genera en la mente, pero comúnmente se manifiesta en el cuerpo en forma de síntomas físicos, tales como problemas digestivos crónicos. Un ejemplo es el síndrome del intestino irritable, una condición que se caracteriza por dolores estomacales, gases, constipación, diarrea, calambres e hinchazón, como alguien expresó es “Ansiedad en el tracto digestivo”.

El síndrome del intestino irritable no está siempre relacionado con la ansiedad, pero es común que ambos ocurran al mismo tiempo y uno puede hacer peor al otro.

El intestino es muy sensible al estrés psicológico al igual que el malestar físico y social causados por problemas digestivos crónicos pueden provocar que la persona se vuelva más ansiosa.

Tensión Muscular

Muy constantemente la tensión muscular acompaña a los trastornos de ansiedad. Puede presentarse como flexión en algunos músculos del cuerpo, presionar las mandíbulas una contra la otra o apretar los puños. Este síntoma de ansiedad puede ser tan generalizado y persistente que la persona que lo ha padecido por un largo período puede parar de notarlo después de un tiempo.

Practicar ejercicios regularmente puede ayudar a mantener la tensión muscular bajo control, pero esta tensión puede aumentar si un evento imprevisto o una lesión altera los hábitos de entrenamiento de una persona lo cual puede aumentar su ansiedad.

Pánico

Los ataques de pánico pueden ser aterradores. Sentir una sensación de miedo e impotencia que puede durar varios minutos, acompañada por síntomas de miedo como latidos acelerados del corazón, dolor en el pecho, problemas para respirar, entumecimiento u hormigueo en las manos, debilidad o mareos, dolor de estomago, sensación de calor o frío, sudoración y dolor en el pecho.

Es importante recalcar que quien sufre un ataque de pánico no necesariamente sufre de trastorno de ansiedad, pero  la persona que los experimenta repetidamente puede ser diagnosticada con trastorno de pánico.

Las personas con trastornos de pánico viven atemorizadas sobre dónde, cuándo y por qué les sucederá el siguiente ataque de pánico y suelen evitar aquellos lugares en donde hayan sufrido un ataque en el pasado.

En el siguiente video puedes ver algunos de los síntomas:

Conductas Compulsivas

Si los pensamientos obsesivos e intrusivos de una persona vienen acompañados de conductas compulsivas ya sean físicas o mentales, ésta podría ser diagnosticada con trastorno obsesivo-compulsivo.

La conducta compulsiva y el pensamiento obsesivo se convierten en trastornos en todo el sentido de la palabra cuando se convierte en una necesidad el completar determinado comportamiento, también conocido como ritual.

Por ejemplo te podrías hacer esta pregunta, si te gusta escuchar la tv al 50% del volumen, el control de ésta se daña y el volumen quedó fijo en 75% ¿entrarías en pánico hasta que lo puedas arreglar?

La Duda

El auto cuestionarse y la duda persistente sobre uno mismo es un síntoma común en los trastornos de ansiedad, incluyendo la ansiedad generalizada, a veces puede girar en torno a una pregunta que tiene que ver con la identidad de la persona, por ejemplo, ¿Amo a mi pareja tanto como ella me ama? o ¿Y qué pasa si soy gay?

Cuando preguntas como éstas no pueden ser respondidas fácilmente entonces pueden llegar a convertirse en una obsesión.

El Perfeccionismo

Una mentalidad obsesiva y meticulosa puede llamarse perfeccionista y esta va de la mano con los trastornos de ansiedad. Si constantemente sufres de mucha ansiedad anticipada por miedo a caer por debajo de tus estándares o a cometer errores, o creas juicios de ti mismo, entonces es posible que estés sufriendo trastorno de ansiedad.

El perfeccionismo es muy común en el trastorno obsesivo-compulsivo el cual es reconocido como un trastorno de ansiedad. Un ejemplo puede ser una persona que  sale dos horas más tarde de lo que debería porque considera que su maquillaje no es perfecto y tiene que repetir el proceso una y otra vez.

Imagen de signos de la Ansiedad
Timidez: un signo de Ansiedad

Síntomas de la Ansiedad: La Timidez

En muchos casos la ansiedad es provocada por situaciones cotidianas como comer y beber enfrente de un grupo de personas, por muy pequeño que sea o entablar una conversación uno a uno en cualquier ocasión. Estos síntomas forman parte del trastorno de ansiedad social.

En estas ocasiones las personas sienten que todos los ojos están puestos en ellas y es común que padezcan sudoración, rubor, dificultad para hablar, nauseas o temblor. Los síntomas pueden ser tan fuertes que harán difícil el hecho de avanzar en la escuela o el trabajo, conocer nuevas personas o mantener relaciones. 

El Miedo Escénico

Casi todas las personas han sentido ese susto en el estómago cuando han sido el centro de atracción antes de comenzar a hablar en público. Si este miedo sigue siendo fuerte sin importar cuánto hayas entrenado, o si pasas un largo periodo de  tiempo preocupado pensando en ello, puede que estés sufriendo del trastorno de ansiedad social también conocido como fobia social.

Las personas que sufren este trastorno tienden a preocuparse por largos períodos de tiempo por una situación específica. Cuando son capaces de llegar hasta el final de ella, el proceso puede ser bastante incómodo y sus efectos pueden mantenerse por un tiempo mientras se preguntan cómo fueron juzgadas.

Vueltas Repentinas y Rápidas a Imágenes del Pasado

Revivir mentalmente la repentina muerte de un ser querido o un encuentro violento es una característica propia del trastorno de estrés post-traumático que comparte algunos síntomas con los trastornos de ansiedad, sin embargo no se considera como tal.  Estas vueltas al pasado pueden ocurrir con diferentes tipos de ansiedad.

Sumario
Síntomas  de la Ansiedad. Signos que te Ayudan a Identificarla
Nombre del Artículo
Síntomas de la Ansiedad. Signos que te Ayudan a Identificarla
Descripción
Te presentamos algunos síntomas de la ansiedad que de presentarse continuamente pueden ser señal que exista un trastorno y que sea necesario buscar ayuda calificada
Autor