Saltar al contenido

El Trastorno de Ansiedad Social: Un Tipo de Fobia

El trastorno de la ansiedad social o fobia social consiste en el temor a interactuar con otras personas por el miedo a ser evaluados y juzgados negativamente. Este hecho conlleva a las personas que lo padecen,  a tener sentimientos de depresión, vergüenza, inferioridad, humillación, burla, rechazo.

Imagen de Ansiedad Social
Trastorno de Ansiedad Social

Una persona puede sentirse en ocasiones, hasta irracionalmente ansiosa, en una situación o evento social, pero si esta persona se siente mejor cuando se encuentra sola, quiere decir que esta sufriendo de ansiedad social.

Estudios epidemiológicos realizados en los Estados Unidos de Norte América  muestran que los trastornos de ansiedad social se posicionan en el tercer lugar entre los trastornos de índole psicológico de ese país, después de la depresión y el alcoholismo.

Se estima que en la actualidad alrededor del siete por ciento de la población sufre de algún tipo de ansiedad social. Por otro lado, la tasa de prevalencia de por vida de llegar a desarrollar el trastorno de ansiedad social se ubica entre el trece y catorce por ciento.

El trastorno de la ansiedad social también conocido como fobia social,  resulta ser más común  de lo que se cree. Se estima que millones de personas en el mundo sufren de esta devastadora y terrible enfermedad a diario.

Tipos de Ansiedad Social

La fobia social se clasifica en específica cuando el único síntoma que se presenta es el miedo a hablar en público. Mientras que la ansiedad social de tipo generalizada se manifiesta cuando la persona que la padece  se siente muy incómoda, ansiosa y nerviosa ante cualquier tipo de situación o evento social que tenga que enfrentar.

La ansiedad generalizada es mucho más común que la específica. Cuando alguna(s) de estas manifestaciones está(n) presentes en la mayoría de las situaciones cotidianas, sentimientos de inferioridad, ansiedad anticipada a un evento, indecisión, preocupación, vergüenza, sentimiento de culpabilidad, depresión, estamos ante una fobia social generalizada.

Los Síntomas de la Fobia Social

Las personas que sufren de este trastorno experimentan angustia emocional significativa cuando enfrentan las siguientes situaciones:

  • Cuando son el centro de atención
  • Al ser presentadas ante otras personas
  • En la mayoría de los encuentros sociales especialmente con gente desconocida
  • Cuando conocen gente de autoridad o alto rango
  • Al ser molestadas o criticadas
  • Cuando son observadas mientras están realizando alguna actividad
  • En las relaciones interpersonales bien sea de amistad o amorosa
  • Tener que hablar sobre algún tópico en publico

Esta lista no es limitativa y pudiera extenderse aun mas dependiendo del caso,  ya que existen otros sentimientos relacionados con la fobia social.

Las manifestaciones fisiológicas que se sienten ante un ataque de ansiedad social pueden incluir  aceleración de los latidos del corazón, sudoración intensa, miedo exagerado, rubor en la cara y pecho, sequedad de la garganta y la boca, temblor en las manos y piernas, dificultad para tragar y contracciones musculares, especialmente en la cara y cuello.

El temblor de las manos puede causar inseguridad al usarlas para sujetar un  vaso o cualquier utensilio para comer. Una ansiedad intensa y constante que no desaparece es la característica más común.

Las personas con trastorno de ansiedad social saben muy bien que ésta es irracional y carece de sentido. Sin embargo, “saber” algo no es lo mismo que “creer o sentir” algo. En conclusión se puede decir que las personas con fobia social poseen pensamientos y sentimientos de ansiedad que persisten a pesar de que no manifiestan ningún síntoma.

Estas personas enfrentan sus miedos en el diario vivir. Solo un tratamiento para la ansiedad adecuado podrá aliviar y en el mejor de los casos curar este trastorno, considerado el trastorno de ansiedad más frecuente, aunque muy poca gente conozca acerca de él y sus causas.

En este excelente video cortesía de Psicología Instantánea puedes aprender más sobre la Ansiedad Social:

Terapia Efectiva para el Trastorno de Ansiedad Social

La terapia cognitivo-conductual para la ansiedad social ha dado resultados positivos para quienes la padecen. La terapia cognitivo-conductual que debería ser de carácter integral, ha estado produciendo cambios  permanentes en la vida cotidiana, según investigaciones clínicas que lo comprueban.

El trastorno de ansiedad social puede ser superado, pero se necesita que la persona tenga paciencia y sea persistente. A diferencia  de problemas de índole cognitivos como la demencia y la enfermedad de Alzheimer, todas las personas que padecen de la ansiedad social, tienen una esperanza si son tratadas adecuadamente con la terapia cognitivo-conductual.

El cerebro es un órgano que está constantemente aprendiendo y procesando información.  Si se logra cambiar los pensamientos y creencias irracionales,  estaríamos ante un resultado exitoso de este proceso cognitivo.

Un programa de terapia exitoso, suministrará las estrategias necesarias y específicas con el fin de hacerle entender a las personas cómo y por qué necesitan trabajar y practicar en aceptar pensamientos, creencias, emociones y percepciones racionales.

Fobia social, ¿Cómo Superarla?

Afortunadamente existe cura la fobia social. Cuando buscas apoyo para este problema, lo ideal sería consultar un especialista. Alguien preparado, que de verdad entienda bien tu problema y que por su experiencia sabrá como tratarlo.

Es recomendable que te conviertas en un paciente bien informado y para eso debes hacer todo tipo de preguntas al terapeuta.

Es un hecho que las personas que padecen del trastorno de ansiedad social reconocen que en ciertas ocasiones su mente es irracional y por consiguiente exageran su comportamiento, pero aun así siguen sintiendo que son observados y juzgados por los demás y por el mismo efecto de la timidez, sienten que es muy real.

Imagen de Fobia Social
Superando la Fobia Social

Las personas que padecen fobia social necesitan recibir ánimo, apoyo y sentirse cómodos en un ambiente libre de estrés, mientras se encuentran en la terapia. De esta manera su cerebro puede asimilar los cambios que están ocurriendo sin ser afectados por factores externos, con esto nos referimos a personas negativas o ambientes negativos, por ejemplo.

Si el medio ambiente es en líneas generales tranquilo en el momento de participar en un tratamiento para la ansiedad social, entonces se facilita la idea de aprender nuevos hábitos que serán efectivos para cambiar de manera permanente nuestras creencias, pensamientos, sentimientos y nuestras vidas en general.

Elementos Importantes para Superar la Ansiedad Social

  1. Reconocer y aceptar que existe un problema
  2. Practicar:  Con el objeto de lograr que tanto la información como los métodos,   estrategias cognitivas y los conceptos penetren el cerebro y así lograr que los métodos cognitivos se conviertan en un hábito
  3. Hacer el compromiso de llevar a cabo la terapia cognitiva-conductual aun cuando ésta se vuelva repetitiva y difícil.
  4. Participar en grupos de terapia: En estos grupos se logra trabajar lenta y progresivamente en los diferentes tipos de factores que causan ansiedad en el mundo real. Es decir, que se puede observar a una persona que sufre de ansiedad al momento que lee en público y usa ciertas estrategias para tratar de lograr sus metas.
  5. Las técnicas que se utilizan en estas terapias de grupo son: Juegos de rol o de papel, la actuación, la grabación de un video,  sesiones de preguntas y respuestas, hacer cosas tontas pero divertidas de modo que la persona se sienta cómoda y tranquila,  simulación de entrevistas de trabajo, etc. y un sin fin de actividades  para todos los participantes a las terapias que ayudan a evitar la ansiedad social.

Participación en Grupos

Los grupos que se crean para la terapia de comportamiento de ansiedad social no tienen como finalidad ejercer presión o tratar de convencer a las personas de realizar alguna actividad donde se sientan incomodas, ya que esto empeoraría su estado. El participante debe elegir trabajar a su propio ritmo.

Los grupos de terapia para la ansiedad social suponen una ayuda positiva, alentadora y de mucho apoyo. Si el medio ambiente es adecuado, las personas involucradas pueden progresar positivamente

En la actualidad la terapia cognitivo-conductual se utiliza para tratar las formas de ansiedad social. Esta terapia pretende dejar atrás los eventos del pasado que no hacen nada bien. Por el contrario, se centra en el problema y sus síntomas pero en la actualidad.

La idea es utilizar pequeñas técnicas y métodos que ayuden a erradicar el pensamiento de ansiedad, creencias,  sentimientos, percepciones erradas, etc. Aquí es donde la práctica sale a relucir, en la medida en que estas técnicas contra la ansiedad se practiquen más y más, en esa misma medida ésta tenderá a disminuir progresivamente y la fobia social será vencida.

Sumario
Trastorno de Ansiedad Social:  Un Tipo de Fobia
Nombre del Artículo
Trastorno de Ansiedad Social: Un Tipo de Fobia
Descripción
El trastorno de la ansiedad social o fobia social consiste en el temor a interactuar con otras personas por el miedo a ser evaluados y juzgados negativamente.